viernes, 13 de agosto de 2010

perseidas

la lluvia de estrellas no fue visible de nuevo, aunque prometía mucho las antes llamadas poéticamente "lágrimas de san lorenzo" pero en su lugar ha llovido con inusitada parsimonia, empapando los sueños de mi ciudad y preparándonos para días menos extenuantes.
les dejo un gadget que creo puede ser interesante. si le dan click en alguna región de la pecera dejarán algo de comida para los peces.

viernes, 6 de agosto de 2010

los invito a leer una reseña de un libro de matilde asensi: el último catón.

Sinopsis de Aspatos
video
Continuó con mis ejercicios de creación, si aun aspiro a un lector en este sitio del metauniverso, suplico la venia de su paciencia. quiero celebrar que he tenido UN LECTOR, y por ello estoy profundamente agradecido, lo considero con toda honestidad un regalo del cielo. así que a manera de fiesta personal publico unas imágenes que me serenan el espíritu:

he vuelto

el sol ha decidido desmembrarse en mil pedazos que encendieron cientos de auroras boreales, el mundo se ha acabado por lo menos 50 veces y el peso recuperó algo de su valor frente al dolar desde la última vez que logré pegar un par de palabras. yo que me sueño escritor, no escribo, y me lamento por ello bajo los árboles, en espera del olvido a mis faltas.

viernes, 16 de julio de 2010

Saludos, bienvenidos a este pinino de creación blogera, gracias por la paciencia de pasarse un rato por aquí a departir paparruchadas. para no seguir verborréico inauguremos con un poemilla, sólo por comenzar:

¿Por qué no llegaste nunca si te esperé despierto?

si mi voz te suena a reproche
Será por que te reprocho la vana espera
Será que el viento no ultrajó las luces guías
Y el fuego que tejí no se extinguió de forma alguna.

¿Por qué no llegaste si te formé en mis sueños?
¿Por qué si el espacio infinito fue llenado con infinito apego?
¿Por qué si te construí perfecta para el amor de un solo hombre?
¿por qué si bajo mi sombra habrías sido ultraje de la aurora?

¿Por qué no llegaste cuando hiciste falta?
Cuando todas mis esperanzas te reconstruyeron nuevamente
Cuando fue el cielo que moldeé a mano el que lloró a solas
Cuando otros vivieron de las palabras que te tenía guardadas.

¿Por qué me hiciste esperar por nuevos trazos?
¿Por qué no llegas si la noche no se acaba?
¿Por qué destrozas mis esperanzas de que valga la pena?
de que el agobio del alma tiene sentido
de que el cansancio tiene sosiego
de que podré dormir algún día
De que moriré a tu lado
Esperándote.

¿Por qué te estás tardando tanto?

Javier Orozco
Jov (2006, esperándote, todavía)